viernes, 20 de julio de 2012

Hace 88 años Uruguay rumbo a las Olimpiadas.La preparaciòn contra el Celta de Vigo


La Seleccion uruguaya rumbo a las Olimpiadas luego de 88 años de espera:
La selección olímpica uruguaya llegará a Londres y un segundo después ya lo sabremos, porque la televisión, Internet o Twitter lo avisarán.

 

Buque “Desirade”

En 1924 ...

El Presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Dr. Atilio Narancio, ante un nuevo desafío por la disputa de la Copa América a realizarse en Montevideo en 1923, prometió al plantel celeste, que si obtenían dicha copa, al año siguiente, viajarían a las Olimpiadas de París. Uruguay gano aquel torneo y la promesa fue cumplida.

Llegada la fecha de viajar a Francia hubieron que sortear dificultades, primero  fue conseguir las finanzas para los gastos de pasajes y estadía en el viejo continente, y segundo la confirmación del Comité Olímpico Uruguayo, en autorizar la representación en París. El Dr. Narancio, hipoteco una de sus  propiedades para terminar de financiar el viaje. La otra dificultad era mas engorrosa, recordemos que el fútbol uruguayo se encontraba dividido en dos entes, desde 1922, cuando los clubes Peñarol y Central disputaron encuentros en la ciudad de Buenos Aires (Argentina) frente a clubes de la liga disidente (Asociación Amateur de Fútbol), los estatutos de la AUF no autorizaba a los clubes a jugar partidos ante equipos que integraban la AAF, ante ello, descalifico a ambos clubes, la crisis se profundizo, los dos equipos conjuntamente con otros clubes decidieron formar otra liga de fútbol paralela, llamada Federación Uruguaya de Fútbol, recién en 1925 se reunificarían ambas entidades.

La Asociación Uruguaya de Fútbol, en 1923 se afilió a FIFA, de esa forma la Federación no era reconocida por la organización mayor del fútbol mundial.

Llegado el año 1924, El Comité Olímpico Uruguayo, intentaba que la representación del fútbol sea total, o sea que esté integrada con jugadores de ambas entidades.

La oficial estaba vinculada con la Asociación Argentinay ésta a su vez con la inglesa, eso le daba su respaldo ante la FIFA que no acepto la intervención del COU. Ante la proximidad del viaje, la AUF, a través del Comité de selección, se decidió nominar el plantel que viajaría a las olimpiadas.

A todo esto la AUF había enviado a Europa, al delegado Sr. Casto Martínez Laguarda, para que se encargara de realizar una gira previa a los Juegos, para obtener mas recursos para la estadía, alojamiento y comida, para la delegación uruguaya. La confirmación de nueve partidos en España, llego a fijar la partida, cuyo itinerario comprendía partidos en Vigo, La Coruña, Bilbao, San Sebastián y Madrid.

El 16 de marzo de1924, abordo del buque “Desirade” partió hacía el Viejo continente, el plantel del seleccionado nacional uruguayo, integrado con los siguientes futbolistas: Andrés Mazzali y Pedro Casela, como arqueros; José Nasazzi, Humberto Tomassina, Fermín Uriarte, José Leandro Andrade, Pedro Arispe, José Vidal, Alfredo Zibecchi, Pedro Zingone y Alfredo Ghierra, como defensas y de mediocampo; los delanteros José Naya, Pascual Somma, Héctor Scarone, Pedro Petrone, Pedro Cea, Pedro Etchegoyen, Santos Urdinarán, Zoilo Saldombide y Ángel Romano. Además acompañaba la delegación el masajista Ernesto “Matucho” Figoli, el arbitro, Ángel Atilio Minoli y como delegado de la AUF, Sr. Asdrubal Casas, luego en España se uniría el Sr. Martínez Laguarda; y en París el Dr. Enrique Buero.

Por otra parte, también acompañaban esta delegación, dos periodistas enviados, uno del periódico “El Día” de Montevideo, el Sr. Lorenzo Batlle y Carlos Quijano de la revista “Actualidad”,  ellos informaron del viaje a Europa, teniendo ese privilegio, de comentar para sus respectivos medios, la gira del primer equipo de fútbol sudamericano a ese continente.

Mientras la delegación se encontraba en viaje, las cosas en Montevideo entre la Asociacióny el Comité Olímpico uruguayo, no eran buenas dado que el Comité Olímpico Internacional, desaprobó todo lo actuado por el organismo uruguayo (COU), ordenando su disolución, la FIFA argumentó que reconocía a la Asociación, de esta forma Uruguay, quedo inscripto para disputar los Juegos Olímpicos de París; desde Montevideo los dirigentes, por telegrama envían a la delegación la inscripción, estos se encontraba en la ciudad de Dakar, escala previa al continente europeo, la noticia fue recibida con total algarabía por parte de jugadores y delegados.

El lunes 7 de abril de 1924, arribó al puerto de la ciudad de Vigo, el seleccionado uruguayo de fútbol, siendo recibidos cálidamente por autoridades locales y público en general.


Recordamos en esta primera entrega esa etapa de la selecciòn uruguaya en Vigo:


Uruguay en Vigo (1924)

Imagen del día del segundo partido en Vigo (13/04/1924)

La selección uruguaya de fútbol fue la primera selección extranjera en disputar un partido de fútbol en Europa. Lo hizo el 10 de mayo de 1924 en Vigo, España, frente al Celta. El dato me lo proporcionó el periodista uruguayo Atilio Garrido y gracias al inestimable aporte del amigo gallego y rabioso fanático del Celta, Ruben Herruzo Silva, puedo hoy ofrecer texto e imágenes de muy difícil rastreo en Internet. Agradezco enormemente el aporte de este valioso material y recomiendo visitar el sitio partidario del Celta que administra Ruben http://historiadoceltadevigo.net/ y su hueco celeste en Facebook.

El 7 abril de 1924, la selección de Uruguay llegaba a Europa para disputar una serie de partidos amistosos de carácter preparatorio para la olimpiada de París, donde se alzaría con el oro olímpico. Vigo sería su primer destino, a donde llegaría a bordo del buque francés “Desirade”, para disputar dos partidos amistosos frente al Celta de Vigo.

La expedición uruguaya estaba compuesta por los porteros Andrés Mazali y Pedro Casella. Los defensas, Fermín Uriarte, Padro Arispe, Humberto Tomassina, José Nasazzi. Los medios, Pedro Zignone, José Vidal, Alfredo Zibechi, Alfredo Ghierra y Leandro Andrade. Y los delanteros, Santos Urdinarán, José Naya, Héctro Scarone, Ángel Romano, Pedro Petrone, Domingo Etchegoyen, Zoilo Saldombide, Pedro Cea y Pascual Somma. Les acompañaban el masajista Ernesto Fígoli, el delegado D. Asdrúbal Castro, estudiante de Derecho y miembro del Consejo Superior de la Asociación Uruguaya de Fútbol y el árbitro uruguayo Ángel Minoli.

Los precios de las entradas para ver los partidos entre el Real Club Celta y la Selección de Uruguay eran los siguientes: Palcos, ocho entradas, 57,60 pesetas. Silla de palco, 7,20 pesetas. Silla, 6,40 pesetas. Grada, 5,60 pesetas y General, 2,40 pesetas. Los socios del Celta canjearon su recibo en las oficinas del club por una entrada para dichos partidos. El partido del día 10 se disputó a las 16:00 hs. y los comercios de Vigo permanecieron cerrados hasta las 18:00, para que toda la ciudad pudiera disfrutar de ese gran día de fiesta.

En ese primer encuentro, celebrado en el Campo de Coia,  los uruguayos ofrecieron un verdadero espectáculo de fútbol y deportividad, consiguiendo el triunfo por 0-3.

El "team" celeste (10/04/1924)

El segundo partido, jugado el domingo 13 de abril, sería también para Uruguay, que venció a los celestes gallegos por un contundente 1-4. La muestra del gran ambiente de fraternidad y deportividad que se vivió durante esos días tuvo su reflejo en el propio terreno de juego. En el partido jugado el domingo, uno de los jugadores del Celta lanzó fuera un penalti deliberadamente, al considerar que la decisión del árbitro había sido injusta.

El periodista y gran cronista vigués Manuel de Castro, "Handicap", dejó escrito para la historia que "Por los campos de Coia, pasó una ráfaga olímpica…”Gran aserto fue el de este periodista, dado que en Vigo, Uruguay comenzaba a cimentar una historia rica en triunfos y logros únicos para un país de sus características.

Según se comenta en "El enganche", en 1923 Uruguay fue campeón del Campeonato Sudamericano y este éxito obligó a Don Atilio Narancio, el denominado “Padre de la Victoria” y por entonces Delegado de Nacional, a cumplir su promesa. Y es que Don Atilio había prometido que si eran campeones sudamericanos concurrirían a las Olimpiadas de París. No fue una tarea fácil, Uruguay no tenía afiliación olímpica y la Asociación no tenía fondos pero Narancio hipotecó su casa y confió ciegamente en las posibilidades de los también conocidos como los líricos muchachos del “Mariscal”. Junto a EEUU, los celestes eran las únicas dos selecciones de ultramar que disputaban aquella Olimpiada y la ganaron de manera impecable, saliendo victoriosos en todos sus encuentros.

A continuación se ofrecen siete fotos más de esos lejanos días en los que el mundo aún no conocía a Uruguay.


Pueden ver más fotos en este enlace.



Desembarco de los jugadores celestes en el puerto de Vigo (07/04/1924)


LLegada de la selección uruguaya a la ciudad de Vigo (07/04/1924)


Los jugadores charrúas saludan desde el hotel "Universal" (07/04/1924)


Imagen del partido jugado el 10/04/1924


Mazali y Nasazzi defienden la meta celeste (10/04/1924)


Saque de puerta del Celta (10/04/1924)


Formación del Celta de Vigo del 13/04/1924




Read more: http://1977voltios.blogspot.com/2011/10/uruguay-en-vigo-1924.html#ixzz21AHwvdMf

1 comentario:

  1. ¿Sabían vds que uno de esos jugadores uruguayos era de origen gallego y se apellidaba de segundo "Noya"?

    ResponderEliminar

TU OPINIÓN NOS INTERESA