viernes, 4 de mayo de 2012

CONOCIENDO LA INDUSTRIA DE LOS CRUCEROS (PARTE 9)

INGRESOS DE LA INDUSTRIA DEL CRUCERO

Los principales ingresos de la industria del crucero son generados en su mayoría por los pasajeros, y la habilidad para atraer y mantener una clientela es consecuentemente esencial para su éxito financiero.


VENDER PASAJES NO LO ES TODO:
No obstante, los pasajes de crucero son actualmente sólo otro elemento más en el complejo mosaico de relaciones comerciales en torno a la actividad crucerística, muy alejada ya de los iniciales paquetes vacacionales relativamente baratos o con todo incluido ofertados en los años 70, con un creciente número de estrategias para generar ingresos a bordo.
El tiempo en que las tiendas a bordo proporcionaban unos pocos artículos para completar el equipaje de los pasajeros, algunos recuerdos y productos libres de aranceles aduaneros quedó atrás hace mucho tiempo. Para no volver nunca más.
Actualmente, los barcos de crucero ofrecen un elenco cada vez más amplio de tiendas y boutiques, spas y servicios de cuidado personal, departamentos de fotografía y subastas de arte a precios que compiten con los de establecimientos en tierra. La mayoría de ellos proporcionados y gestionados por concesionarios y subcontratistas.
Las compañías de cruceros han introducido también diversas prácticas para atraer a clientes a gastar su dinero en, por ejemplo, restaurantes y bares alternativos o con tarifa extra, servicios de telefonía por satélite, cibercafés y diversas formulaciones para la generación de ingresos en los camarotes de los pasajeros (Multimedia y televisión interactiva, minibar, etc.).
Además, mientras que muchas personas acuden a un crucero con la intención de no hacer nada más que relajarse y descansar; otros clientes están interesados en participar en todo tipo de actividades y experimentar los destinos al máximo, y dispuestos a pagar por ello. Como resultado, existe una oferta creciente de actividades y servicios a bordo, tales como el Bingo y el juego de casino, deportes de aventura, talleres culinarios, videojuegos, centros de realidad virtual y ordenadores, noches temáticas, etc.

PLACER MULTIMODAL
En el mismo sentido, los pasajeros de crucero son igualmente animados a tomar parte de un creciente número y variedad de actividades asistidas en tierra. A principios de los años 90, las empresas de crucero comenzaron a comercializar una diversidad de actividades y servicios en tierra. Desde entonces, las excursiones guiadas y los guías portuarios, contratados con concesionarios locales y operadores turísticos para ser vendidos después a los pasajeros a bordo, se han convertido en la mayor fuente creciente de ingresos para algunas empresas de cruceros.
Viajes desde el crucero de varias horas de duración mientras el barco está en puerto o anclado a unas pocas millas de la costa, que ofrecen diferentes temas y excitantes actividades: turismo visual, con excursiones a reservas naturales, ecológicas y de la biosfera, y a áreas protegidas que incluyen contemplación de vida salvaje; y excursiones basadas en la historia y cultura, con un contenido fuertemente educativo derivado de la oportunidad de visitar museos y reservas patrimoniales monumentales.
La industria del crucero también ha mostrado su habilidad para establecer y mantener relaciones efectivas con la industria del turismo en tierra. Más aún, el creciente poder de compra y negociación de las compañías de cruceros tiene un significativo impacto en los proveedores de tales servicios, en competencia y forzados a un recorte mutuo de precios para asegurar un contrato con una empresa de crucero, lo cual permite a la industria la obtención de ingresos adicionales provenientes de la diferencia entre los precios de compra y venta de tales productos y servicios.
Las excursiones en tierra y las visitas a puerto proporcionan generalmente un ingreso extras a las empresas de crucero. Así, los pasajeros suelen recibir un mapa para ilustrarles sobre los itinerarios más recomendables, incluyendo una guía de compra que identifica un listado de tiendas y establecimientos comerciales en el área, aprobados por la empresa de cruceros sobre la base de unos buenos precios y garantía de calidad. No todos saben que para ser aprobados e incluidos en las listas, esas mismas tiendas y negocios han tenido que pagar una tarifa por adelantado o accedido a compartir un cierto porcentaje de las compras de los pasajeros.
En 1.990, estas estrategias y políticas fueron llevadas a un siguiente nivel de eficacia con la introducción del concepto de “isla privada”, desarrollado por Norwegian Cruise Lines y adoptado por otras empresas operadoras principalmente en aguas del Caribe, con diferentes beneficios económicos al proporcionar una alternativa a los congestionados puertos tradicionales, incluyendo un control monopolístico sobre las tiendas y servicios locales, abiertos y disponibles durante 24 horas mientras el barco crucero se encuentra en el puerto, lo cual elimina cualquier competencia y proporciona un escenario controlado que asegura una experiencia positiva a su clientela, con el consiguiente beneficio adicional en forma de referencias positivas a otros potenciales clientes.

REDUCCION DE TASAS
Dejando a un lado los ingresos a bordo, la industria del crucero tiene otros medios alternativos para mejorar sus resultados económicos: reducción de sus costes mediante economías de escala e implementación de sistemas gerenciales mejorados (ya mencionados anteriormente), y participación en los beneficios económicos de puertos y actividades relacionadas con los mismos.
Las tasas portuarias se han convertido en una interesante fuente de ingresos para las compañías de cruceros desde los ataques del 11-S, cuando muchas compañías rediseñaron sus itinerarios y destinos, más cerca de los Estados Unidos, lo cual abrió un mercado para diversas ciudades caribeñas dispuestas a ofertar reducciones en sus tasas portuarias o bonificaciones por pasajero para atraer a los barcos cruceros a sus puertos.

En similar modo, ha habido muchas iniciativas por parte de empresas de cruceros para ayudar económicamente en la construcción o mejora de instalaciones e infraestructuras portuarias a cambio de una futura fórmula de reparto de los ingresos, lo cual incluiría en algunos casos una prioridad en el derecho de amarre y un porcentaje en las tasas portuarias.

PREVISIÓN

A corto plazo, y a pesar del crecimiento potencial de la industria del crucero y su capacidad para trasladar barcos y modificar itinerarios para adaptarse a la demanda en evolución, la subida en los precios del combustible, la actual crisis económica y diversos conflictos armados e inestabilidad política que afectan a diversas partes del mundo están teniendo su efecto en este sector.
Durantes las últimas décadas, las compañías de cruceros han encargado nuevos e innovadores barcos anualmente. No obstante, los nuevos buques de crucero en proceso de entrega en los próximos años, valorados en más de 20 mil millones de dólares para aportar 85.480 plazas adicionales a un mercado con una estimación de 4,2 millones de pasajeros para 2.012, fueron encargados cuando el dólar presentaba una tasa de cambio más favorable, y algunas compañías están actualmente reduciendo sus flotas y revisando a la baja sus planes de pedido tras esa fecha.
Por otro lado, otras empresas de cruceros, tales como Royal Caribbean International, han realizado pedidos para barcos más grandes, lujosos e innovadores jamás construidos, incluidos en los buques de la clase Génesis, con un coste de 1.650 millones de dólares, 220.000 toneladas de registro bruto y una capacidad de 5.400 pasajeros y alrededor de 2.100 tripulantes, incluyendo una serie de innovadores servicios e instalaciones a bordo en los próximos años.
En este caso, la actual situación económica ha obligado a las empresas del sector a reconsiderar sus planes de negocio, controlando gastos y reduciendo parte de su personal.
No obstante, estos ajustes y cambios económicos no tendrán efectos significativos en los consumidores y su acceso a servicios de crucero de alta calidad. Así, la posible falta de nuevos barcos de crucero a partir de 2.012 ha sido ya compensada por muchas empresas en el marco de ambiciosos programas de reforma para mantener sus flotas equipadas con ofertas innovadoras a bordo para proporcionar una experiencia memorable a sus pasajeros; junto con el diseño y construcción de buques de tamaño reducido con unos pocos cientos de plazas, equipados con un completo conjunto de servicios de lujo, compitiendo por ofrecer un entorno más íntimo.
Más aún, muchos ejecutivos de estas empresas están convencidos de que la actual situación comporta un cierto efecto positivo sobre la industria, basado en la actual diferencia de costes con otras alternativas vacacionales. Así, las vacaciones de crucero son más accesibles que otras alternativas en tierra, incluyendo transporte, alojamiento, comidas y entretenimiento en el precio final, con cada vez más turistas interesados en contratar unas vacaciones de crucero cada año.
Siguiendo esta tendencia, la industria del crucero busca nuevas iniciativas para incrementar su clientela a la vez que mantiene su actual cuota de mercado, y cada compañía muestra su propia estrategia para hacer frente a estos desafíos, ofreciendo, por ejemplo, viajes familiares multigeneracionales, más innovación en sus ofertas de entretenimiento, y agresivos modelos de precios y descuentos para atraer a potenciales viajeros.
En este mismo sentido, se espera una progresiva concentración en el sector, amenazando la supervivencia de compañías regionales no especializadas en un concreto nicho de mercado, incluyendo también la previsible aparición y desarrollo de nuevas organizaciones de gran envergadura en competencia por los emergentes mercados asiáticos; mientras mercados menores y novedosos en Europa y Oriente Medio, Amazonía y Brasil, Groenlandia y regiones antárticas ofrecen también perspectivas de crecimiento a largo plazo.
Por otro lado, muchas economías y puertos en todo el mundo ven a la industria del crucero como una potencial fuente de desarrollo y crecimiento económico; y, consecuentemente, muchas compañías han anunciado ya planes para añadir nuevos puertos de destinos a los existentes y nuevos itinerarios, incluyendo cruceros costeros y fluviales, y opciones adicionales desde los más de treinta puertos locales sólo en los Estados Unidos y Canadá, proporcionando un mejor acceso por carretera a los puertos de destino, y el consiguiente ahorro en gastos de desplazamiento aéreo.
Aunque no inmunes contra la actual situación económica, la mayoría de las empresas de cruceros y agentes de viajes expresan su optimismo por las perspectivas económicas en el sector con la vista puesta en los años venideros.

En cualquier caso, la industria tiene que afrontar diversos problemas y desafíos que afectan de forma adversa a la demanda de vacaciones en crucero y, consecuentemente, a sus márgenes de operación y rentabilidad. Así, cuestiones medioambientales y preocupaciones referentes a las condiciones de vida y trabajo a bordo de barcos cruceros, seguridad y sanidad a bordo, y muchos otros temas pendientes reclaman una aproximación ética y responsable si la industria del crucero quiere mantener su calidad en el servicio en un marco de sostenibilidad y competitividad en las próximas décadas.


FUENTE: http://www.windrosenetwork.com

IMAGENES: NELSON SOIZA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TU OPINIÓN NOS INTERESA